educadores-caninos-valencia

¿Educación o adiestramiento canino?¿Cuál es mejor para mi perro?

Un perro equilibrado no suele dar problemas respecto a la convivencia, ya que la madurez, la tranquilidad, la calma, así como la experiencia y el conocimiento dotan al perro de habilidades sociales y herramientas para gestionar la gran mayoría de conflictos. 

Cuando un perro llega a esta madurez no es fruto del adiestramiento, que se basa en hacer un perro diestro en órdenes a base de repeticiones y exigencias, más bien se consigue cubriendo sus necesidades en cada etapa de su vida, teniendo una buena relación, basada en el respeto y la empatía,  y educando con niveles de estrés bajos evitando técnicas a base de disciplina incluso aunque sea premiando conductas.

Un perro equilibrado no es lo mismo que un perro adiestrado. Lamentablemente durante mucho tiempo se ha pensado que lo ideal es tener un perro adiestrado y obediente cuando la experiencia ha demostrado que no tiene nada que ver el adiestramiento con las necesidades del perro o la forma de aprendizaje natural de los perros.

En ocasiones pensamos que los términos adiestrador, educador y etólogo canino son sinónimos. La verdad es que aunque son parecidos tienen algunas diferencias. Entonces nos surge la duda: ¿Por cuál optar para la educación de mi perro? Como adiestradores caninos, titulados y registrados, y como educadores caninos en Valencia bien formados os aconsejamos, sin ninguna duda, la educación canina amable y respetuosa.

Diferencias entre adiestrador, educador y etólogo canino

Educadores caninos:

Se encargan de la convivencia y el buen comportamiento de tu perro en la cotidianidad del hogar y el día a día. Lo primero es conocer al perro, la familia, el hogar, las rutinas así como costumbres tanto en casa como en la calle. En este caso la educación no solo va dirigida al animal sino también está enfocada a la familia, la cual debe estar involucrada en todo el proceso para fomentar el vínculo afectivo entre ambos. El educador canino no convive con el perro, es la familia la que debe entender y actuar día a día con el perro en casa y en la calle.

Esta educación canina no pretende que tu perro aprenda trucos o se entrene para competir, lo que busca es mejorar el comportamiento para que el animal gestione situaciones lo mejor posible, interactue de manera adecuada con otros perros, con las personas, que madure y obtenga herramientas para evitar problemas y conflictos.

En general esta educación puede hacerse desde casa a partir de sencillos consejos y técnicas que te explicaremos más adelante.  

Adiestradores de perros:

Se basan en la disciplina y la obediencia, en este caso si enseñan a los perros a hacer trucos y maniobras. En general es un tipo de entrenamiento canino para un fin determinado. Búsqueda de explosivos, drogas, rescate de personas…

Estos son los profesionales que se requieren para enseñar a los perros habilidades para competiciones deportivas, para entrenarlos como perros rastreadores, policías, bomberos o vigilantes, entre otros. 

Y al igual que el caso anterior, los adiestradores de perros, también enseñan a los dueños cómo tratar con sus mascotas y dar instrucciones básicas. 

Etólogos:

Se especializan en el comportamiento, son los más buscados para solucionar problemas de ira, agresividad, miedos o traumas, sufridos generalmente en perros rescatados, adoptados o adultos que no tuvieron educación canina de cachorros. 

Bien, ahora que ya conoces la diferencia entre estos tres profesionales, puedes elegir según tus necesidades, cuál es el más adecuado para tu mascota. Pero si quieres comenzar hoy mismo con la educación o adiestramiento de tu perro te vamos a dar algunos sencillos consejos para que comiences desde casa, eso sí, siempre educando desde el respeto y el amor. 

Educación o adiestramiento canino en casa

En ocasiones, cada vez menos, cuando nos llaman para adiestrar a un perro para mejorar una situación, lo primero que explicamos es que un perro no necesita adiestramiento e incluso que , en algunos casos, puede traer más inconvenientes que beneficios. 

¿Cómo aprender a educar a mi mascota?

La mejor manera de educar  o adiestrar a tu mascota es bajo el amor y el respeto, es por esto que NO apoyamos las técnicas de adiestramiento canino que se basan en el maltrato, o la idea de ser un líder y utilizar técnicas como toques físicos, golpes, collares de castigo, dispositivos eléctricos o cualquier otra estrategia que consista en dañar al animal. Además, desde Walking Dogs, tampoco estamos a favor del adiestramiento positivo para educar a un perro puesto que no es una forma natural de aprendizaje. Nosotros creemos realmente en el entendimiento mutuo, una buena comunicación y el aprendizaje, más que en la exigencia y la recompensa por hacer algo que nos gusta a los humanos.

Educar a un perro es enseñarle unas rutinas, evitar problemas, dejarle cometer errores y aprender juntos de ellos. Es enseñar con paciencia, dando posibilidad de registro y tiempos de descanso. Se trata de entender al perro para saber cómo puedo y debo educarlo. También de tener paciencia y buscar un equilibrio entre mis gustos e intereses y los suyos ya que en ocasiones pueden estar muy alejados.

Las técnicas de adiestramiento canino basadas en el maltrato, además de ser crueldad animal, no genera buenos resultados, ya que tu perro desarrolla más miedo que algún tipo de aprendizaje, así que ante situaciones de estrés puede ponerse violento y agresivo.

Método Walker

Con paciencia, sin estrés ni miedo. Poco a poco y de forma progresiva y gradual puedes enseñar a cualquier perro a base de rutinas y una buena comunicación. De la misma manera que no educamos a los niños recompensándolos siempre con chucherías, pensamos que tampoco es necesario con el perro. 

Los perros aprenden de muchas maneras y una de ellas es mediante la experiencias, si se les da la oportunidad. La educación de un perro en casa suele ser sencilla,  donde suelen venir las complicaciones principalmente es en la calle. Si un perro tiene problemas en casa, difícilmente no los tendrá en la calle. Siempre basaremos la educación en la amabilidad y el respeto pues sin esto no es posible hablar de educación.

Siempre en positivo! Con recompensa

Este es uno de los métodos más utilizados, consiste en darle una recompensa a tu mascota justo después de realizar el comportamiento deseado, como premiarlo cuando le pides un “quieto”, esperar con calma a que le sirvan la comida, subir al maletero, o cualquier otro. De esta manera, el perro asocia su buen comportamiento con una recompensa y si no se comporta adecuadamente no recibirá nada.

Antes de darle la recompensa debes enseñarle varias veces cuál es la acción que deseas que haga, así como tener paciencia y constancia, intenta enseñarle y repetirle todos los días lo que debe hacer, si no lo haces a diario o esperas demasiado para enseñárselo de nuevo, es posible que lo olvide.

Este método requiere constancia, pero no solo de tu parte, sino de todos los implicados en su educación, así que para que tu mascota obedezca todos los implicados deben tener el mismo criterio respecto al sistema de órdenes y recompensas. 

Si quieres saber de qué se trata el sistema de órdenes lee este artículo hasta el final

En cuanto a las recompensas, no puedes dar a tu mascota recompensas infinitas, inicia con una recompensa cada vez que realice la acción, pero después, cuando ya aprenda a realizarla, las recompensas deberán ser más intermitentes hasta que ya sea algo eventual, de esa manera el buen comportamiento se volverá hábito.

Si algo hemos aprendido con el tiempo es que la gente tiene demasiada prisa por enseñarle cosas al perro y que obedezca cuando ni siquiera han pensado en qué tipo de relación tienen con su perro o si este está preparado para dar lo que les piden cuando se lo piden. Como por ejemplo, perros recién adoptados sin ningún tipo de vínculo que les una a la nueva familia, cachorros con niveles de exigencia y estrés excesivos e inadecuados. 

Muchas veces nos encontramos con familias llevando a su cachorro a adiestrar sin saber que no es necesario, ya que eso que se le pide ahora y que le es tan difícil , será sencillo para el perro pasados unos meses sólo por el hecho de haber madurado.

Que un perro vaya a tu lado no se consigue con exigencias ni entrenando con salchichas. Es decisión suya

Adiestramiento con clicker

El entrenamiento con clicker consiste en utilizar un aparato auditivo que produce un sonido, suele usarse un click, un silbato común o preferiblemente un silbato para perros. El método es muy parecido al usado en el método de la recompensa, pero aquí se produce el sonido inmediatamente después de que el perro realice la acción o comportamiento deseado, anunciando así la recompensa.

Se trata de que el perro reconozca el sonido como una recompensa o en su defecto como la finalización de un comportamiento positivo. Esta técnica no sirve para solucionar problemas de convivencia, por eso NO es necesario el uso del clicker para tener un perro equilibrado o una buena convivencia familiar.

En Walking Dogs no recomendamos nunca este método puesto que puede generar estrés, aunque sea positivo, tanto por la exigencia del ejercicio como por la emoción que provoca el premio.

Método espejo

Este método demuestra claramente que se educa con el ejemplo ¿Has notado que cuando un perro que convive con otros perros y hace algo en particular al poco tiempo todos comienzan a hacer lo mismo? La buena noticia es que esto también aplica para los buenos hábitos y conductas de los perros.

Es por esto que a esta técnica se le conoce como método espejo, consiste en proporcionarle a tu mascota la compañía de otro u otros perros maduros o equilibrados (no hablamos de un perro adiestrado). Este método de trabajo suele hacerse en compañía de un profesional, ya que resulta difícil en ocasiones conseguir un perro maduro con grandes habilidades sociales. 

Tipos de adiestramiento canino

Adiestramiento para perros asistentes o terapéuticos:

Estos perros son usados como lazarillos, para detectar paros cardíacos o como terapia en distintas enfermedades, el tipo de adiestramiento que reciben estos perros es profesional y deben realizarse bajo tutela, no se pueden realizar desde casa.

Adiestramiento canino deportivo:

Algunos perros compiten en eventos deportivos o certámenes de belleza, el tipo de adiestramiento que reciben es muy estricto, con muchísima disciplina y dedicación. Es posible hacerlo desde casa, solo se necesitan las estructuras adecuadas.

Adiestramiento canino de defensa:

Estos perros son muy utilizados para proteger ciertos espacios, como perros guardianes o como defensa de mujeres maltratadas. Este adiestramiento es uno de los más complicados ya que el animal debe discernir entre un amigo y un enemigo, y entre un buen comportamiento del humano y uno malo, solo unas pocas razas de perros  poseen las habilidades que facilitan el aprendizaje.

Adiestramiento canino para funciones especiales:

Estos perros son más conocidos como los perros policías, bomberos o rastreadores, suelen ser cierto tipo de razas concretas que tienen más desarrollado el olfato, esto les permite rastrear personas desaparecidas, drogas  y otros animales en el caso de la cacería y el pastoreo. 

Según nuestra experiencia podemos decir que el entrenamiento canino no es el mejor método para llegar a tener perros “equilibrados”. Más bien se consigue con buenos referentes de calma, entornos adecuados y buenos aprendizajes. 

Recuerda! si las cosas se complican no estreses a tu perro o te enfades con él, esto retrasa el aprendizaje y genera miedo. Realiza actividades divertidas para ambos y pasad buenos momentos de calma que ayuden a fortalecer el vínculo afectivo, no todo son reglas y órdenes.

Valores que superan el adiestramiento canino

Estos valores te ayudarán a educar a tu animal de compañía de una manera efectiva. Puedes aplicarlos en el orden que quieras, lo importante es que seas constante. 

COMUNICACIÓN

El lenguaje principal de los perros es gestual y se llama Señales de calma y se basa principalmente en la expresión corporal. Normalmente tendemos a hablarles mucho y en un tono que en ocasiones suena a instrucción militar. Os aconsejamos basar vuestra comunicación en el menos, es más, es decir, si puedo comunicarle algo a mi perro con una mirada, un gesto o una palabra mejor que con comandos, exigencias o palabras excesivas. 

Puedes usar silbidos, sonidos o pocas palabras que se te ocurran pero que signifiquen una acción específica.

Cuanto más comprendas y conozcas cómo se comunican los perros más comprendido se sentirá tu perro.

CONFIANZA

La confianza con tu mascota es fundamental y esto no se consigue con el adiestramiento canino. Se consigue con aprendizajes, errores, cesión de control, soltar inseguridades personales y en ocasiones con ayuda de un educador canino que te aporte mucho conocimiento y experiencia.

Pedirle al perro que te de la pata o tirarle la pelota y que te la traiga no es confianza. Confianza es darle responsabilidades al perro, pensar que puede hacerlo mejor de lo que pensamos que lo hace, permitirle ir más allá de lo que normalmente le dejamos ir. Darle segundas y terceras oportunidades, ponerle los límites justos y no pensar que nosotros se lo podemos enseñar todo.

Por ejemplo el hecho de que el perro se siente cuando se lo pides o te de la pata es adiestramiento canino pero el adiestramiento canino no es la mejor forma de generar un vínculo con tu perro pues no olvidemos que aunque sea en positivo estamos hablando de exigencias innecesarias en la mayoría de ocasiones. 

Nuestros perros son capaces de esperar en la puerta de un horno no porque los hayamos adiestrado sino más bien porque les hemos enseñado, con tiempo y paciencia , a aprender de sus errores evitando que pasen al interior del horno y que no se salieran de la acera. No necesitamos que estén sentados o quietos, necesitamos que no pasen dentro del horno y que no los atropellen. Los límites justos sí que generan un vínculo sano.

RESPETO

Es el valor que del que se debe partir, es la base de toda relación. La educación canina o cualquier tipo de educación sin respeto no lo es. Nosotros respetamos al perro y no sabemos enfocar nuestro trabajo de otro modo. No empleamos ninguna técnica o herramienta que pueda dañar física o emocionalmente a los perros y concienciamos cada día a la sociedad para erradicar este tipo de praxis para siempre.

EMPATÍA

Entiende cómo es tu perro, su historia, las necesidades y capacidades que tiene con la edad que tiene. Por qué hace lo que hace, qué situaciones le agradan o cuáles le provocan malestar. Cómo puedes ser un buen referente para él, qué errores debemos evitar, cómo ayudarle a madurar…Si no empatizamos con los perros es prácticamente imposible construir una relación sana que evite problemas y mejore sus vidas y las nuestras

¿Qué hacer con los comportamientos indeseados?

En la filosofía de Walking Dogs la falta de empatía y respeto o el maltrato animal admitido no es una opción, es necesario aprender diversas maneras de corregir los comportamientos no deseados de la forma más amable posible. Estas son las pautas para educar bajo el respeto y amor:

Analizar la situación.

Debemos pararnos a pensar qué está haciendo, porqué puede estar haciéndolo y en qué momentos lo está haciendo, incluidos los momentos previos. La respuestas a estas preguntas nos permite enfocar mejor el problema y evitan cometer errores por falta de comprensión del problema. 

No es lo mismo que el perro muestre conductas agresivas hacia perros, que destroce las paredes de casa o que tire mucho de la correa. Hay que analizar los comportamientos indeseados de los perros, que incluso en ocasiones son naturales en el perro, como olfatear o lamer un orín de otro perro, algo que necesitan hacer y que en ocasiones no nos gusta.

Entender el problema.

Una vez analizado el problema y comprendido el problema no debemos actuar sobre la conducta del perro sino sobre el entorno que está generando esa conducta para mejorar la situación y el bienestar del perro. Muchas veces se trata de cómo un perro gestiona determinada situación por lo que debemos ayudar a evitar esas situaciones concretas o intentar que las gestione lo mejor posible.

Tratamiento holístico y forma de hacer en algunos momentos.

Generalmente cuando hay un problema tendemos a ver sólo la punta del iceberg y ya sabemos que esta no refleja realmente las dimensiones del problema. Nuestra labor es ayudar al perro en su día a día, mejorando el entorno, la convivencia, el ambiente en el hogar, mejorando los paseos, la comunicación y,por supuesto, saber cómo actuar en determinados momentos. Cómo por ejemplo cruzarnos, en nuestros paseos, con perros atados de la mejor manera posible, qué hacer cuando el perro ladra al sonar el timbre o si el perro tira mucho de la correa.

Las técnicas básicas para educar a tu mascota deben ser amables y respetuosas, para ello puedes buscar a los mejores profesionales. Si te decides por Walking Dogs, puedes acceder a nuestros servicios de asesoramiento canino desde la comodidad de tu casa o concertar una visita a domicilio.

Si deseas aprender más sobre educación canina y quieres ser un excelente compañero para tu perro contacta con nosotros y únete a la familia de Walkers. 

Puedes aprender todo lo que necesitas saber para educar a tu mascota con el amor y el respeto que merece.